Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje, Japón

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Robots, trenes bala, rascacielos, velocidad y modernidad. Así es Japón. O no. La región de Shikoku y en particular el valle de Iya es la clara evidencia de que Japón es un país de contrastes y lleno de lugares aún desconocidos para el ojo occidental.

De hecho, el archipiélago pasó a estar comunicado con la isla de Kyushu a través de un sistema de puentes hace tan solo tres décadas. De ahí que hasta hace poco fuera un sitio oculto incluso para los nipones.
Aquí, aún hay lugar para la pausa y la tradición. No en vano, es un destino popular entre los peregrinos japoneses que caminan por esta isla para hacer la ruta de los 88 templos. Dicho trayecto es conocido como el Camino de Santiago asiático. Además, a lo largo de toda la isla encontrarás una naturaleza espectacular y lugares todavía inhóspitos.

Valle de Iya

Supongo que ya recordaréis que mi primera experiencia en Japón no fue como esperaba. Tanto que terminé odiándolo. Sin embargo, en Shikoku, en la provincia de Tokushima, existe un lugar que cambió para siempre mi concepto sobre el país del sol naciente: El valle de Iya. Antiguamente fue un lugar remoto y de difícil acceso. Aunque en la actualidad el transporte público de la zona sigue siendo escaso, si tienes la paciencia necesaria es factible moverse por el valle. Destacan su frondosidad, su río, sus montañas y sus puentes colgantes de vid. Es la región que alberga la selva japonesa.

El valle se divide en dos partes: la oeste, la más popular y accesible en autobuses locales y la este, cuya visita es más complicada.

Durante la semana que pasé en el valle de Iya viví el paso de un tifón y como prácticamente no salí del alojamiento durante dos días pude disfrutar de una estancia tranquila en una casa de montaña de estilo tradicional japonés con suelo de tatami y futones incluidos. El río cercano a la casa se desbordó convirtiendo el encierro en toda un aventura.

Antes de pasar a hablar del valle he de decir que mi experiencia habría sido diferente si me hubiera alojado en otro sitio. Sin embargo, gracias a que los empleados del hostal me llevaban en coche a las estaciones más cercanas pude empaparme de la belleza del este del valle con mayor facilidad.

Una vez aclarado este punto te dejo los puntos de mayor interés del valle de Iya y sus alrededores:

Qué ver en el Valle de Iya en Shikoku

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Desde Iyaguchibasi

Aunque a mí solo me dio tiempo a visitar el puente de Kazurabashi, si coges al autobús en Iyaguchibasi puedes hacer parada en:

El hotel Iya Onsen:

Es uno de los onsen (aguas termales) naturales de la zona. Está situado a 170 metros de altura y al ser una piscina abierta contemplarás las vistas del valle mientras disfrutas del baño. Para llegar a ella tendrás que coger un teleférico.

Furo-no-tani

Si después de darte el baño sigues caminando, llegarás hasta un acantilado donde se halla la estatua del niño orinando.

Puente de Kazurabashi

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Tendrás que coger un autobús para llegar aquí desde la estatua. Probablemente sea la atracción turística más popular de la zona. Es un puente colgante de 45 metros de longitud elevado 14 metros sobre el río. Se cree que fue construido por el clan Heike a finales del siglo XI a base de ramas de vid y servía para mover el transporte en torno al valle. Originariamente había 13 puentes colgantes, pero en la actualidad solo continúan tres en pie.

Cruzar el puente cuesta algo más de cinco euros y no es apto para aquellos que sufren de vértigo. Si es tu caso podrás acercarte lo suficiente como para apreciar su construcción sin marearte. Merece la pena también dar una vuelta por los alrededores del río. Encontrarás muchos puestos de comida en donde poder saciar el hambre.

Oboke

Esta es una de las localidades más conocidas del valle y merece la pena visitarla y pasear por sus alrededores porque el paisaje y el río lo hacen muy especial. Cuando no está muy caudaloso se puede hacer un tour en barca.

Mi experiencia fue única porque hice autostop por primera vez para llegar aquí desde la estación de Awa Kawaguchi. En esta zona es bastante común hacer dedo y no suele ser demasiado difícil que alguien te monte. Eso sí, asegúrate de llevar el cartel en japones. Debió de ser la suerte del principiante, pero solo tardé cinco minutos en que un hombre japonés parara. Lo surrealista fue que el conductor apenas hablaba inglés así que, prácticamente fuimos en silencio los 10 minutos que duró el trayecto.

Estatua de Konake jiji

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

La leyenda de konake jiji está muy presente en esta zona del valle. Según esta historia konake jiji reside en los bosques de la zona y puede aparecerse en forma de niño o señor mayor llorando. Cuando te encuentres con él se convertirá en una piedra gigante y te matará. Al caminar por los alrededores de Oboke puedes visitar la estatua en homenaje a esta criatura.

Kotohira

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Aunque no está geográficamente situado dentro del valle se llega con facilidad en tren y es ideal para hacer una excursión de un día. A continuación te indico lo que puedes visitar en este pueblo:

Festival bienvenida al otoño

Sin planearlo previamente tuve la suerte de que mi visita a esta localidad coincidiera con la celebración de esta festividad popular. Los lugareños caminaban en varios grupos que portaban a un hombre tocando el tambor al que jaleaban y volteaban por todo el pueblo. También me permitió verlos vestidos con sus trajes tradicionales. Todo un espectáculo de folclore popular que me alegró la visita.

Templo de kompirasan

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Es uno de los santuarios de la zona dedicados a los marineros. Prepara tus piernas para llegar a este templo. Te esperan nada más y nada menos que 1368 escalones. La subida se me hizo más fácil de lo que esperaba y por el camino me encontré a muchos japoneses con palos de madera para suavizar el esfuerzo. Además de por la belleza del templo, merece la pena subir hasta aquí para contemplar las vistas desde las alturas.

Museo del sake

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Llegué casi cuando lo estaban cerrando así que, no lo pude visitar, pero destaca la botella gigante de sake de la entrada.

Teatro tradicional

Aunque yo no estuve en ninguno de ellos has de saber que hay dos teatros en Kotohira. Por un lado, el de Kanamaruza que se considera el teatro más antiguo de Japón que sigue en pie y el que mejor se conserva. Por otro lado, está el de Kabuki donde podrás ver una representación ambientada en la época Edo.


Datos de interés

Seguro de viajes

Para viajar por Japón también contraté el seguro de viajes de Iati. Si tienes dudas sobre qué seguro contratar puedes consultar mi artículo y beneficiarte de un 5% de descuento con Iati.

¿Cómo llegar?

Shikoku está muy bien comunicada con el resto de las islas niponas. Puedes llegar en ferry, en tren o en avión. Para consultar los mejores precios de vuelos puedes usar el buscador de Skyscanner. Eso sí, una vez en el Valle de Iya el transporte público es bastante lento y pasan con poca frecuencia. Pero el propio transporte es toda una experiencia paisajística.

Japan Rail Pass

Si tu intención es moverte mucho por el valle de Iya y por Shikoku puedes comprar el pase únicamente para la isla. El coste del JR Shikoku Pass es de en torno a los 100€ por semana.

¿Dónde alojarse?

Como ya he mencionado a lo largo del artículo mi buena experiencia estuvo muy vinculada al alojamiento. Por tanto, te recomiendo que te alojes en la Guest House Momonga Village. Es una casa tradicional japonesa, con suelo de tatami y ofrece la opción de dormitorio compartido o habitación individual.

NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

¿Te ha gustado el post? ¡Guárdalo para más tarde!

Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje Valle de Iya en Shikoku- Guía de viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!