Japón y los destinos que nos son como esperabas

¡Comparte!Share on Facebook589Share on Google+0Tweet about this on Twitter2

Japón y los destinos que nos son como esperabas

Esta vez me ha costado enfrentarme a la página en blanco y empezar a escribir este texto. Después de algo más de dos meses de mi viaje a Japón y aunque me haya resistido a admitirlo, he de reconocer que no lo disfruté. Fueron 12 días agotadores en los que probablemente viví demasiadas emociones.

Japón y los destinos que nos son como esperabas

Incluso me sentí algo descolocada, seguramente porque se supone que Japón gusta a todo el mundo y también porque en el mundo de las redes sociales es difícil admitir y reconocer que hay viajes que no se disfrutan y lugares que no nos conquistan como esperábamos.

Salí de una Tailandia pausada, amigable y fácil de manejar y llegué a un país que me resultó excesivamente complejo.

Rápido, moderno, demasiado asfalto y demasiada gente. A todo eso hemos de añadir que además de que se habla muy poco inglés en las islas niponas, el carácter de los japoneses es cuadriculado y exageradamente introvertido. Esta combinación hizo que en ocasiones los percibiera tan fríos e inalcanzables como los robots que con tanta frecuencia se ven en las tiendas de electrónica.

Quizás estaba mal acostumbrada a la calidez de los tailandeses, tanto, que conquistan al instante con su sonrisa. Creo que yo también fui responsable de esta situación pues apenas me había documentado de Japón ni de sus costumbres. Ni siquiera sabía cómo decir hola en japonés.

Además, tras un año en el sudeste asiático con emociones y adrenalina prácticamente diaria creo que mi cuerpo experimentó un bajón físico considerable. Tampoco favoreció el hecho de viajar por el país durante la golden week. Prácticamente la única semana en la que los japoneses tienen vacaciones.

Me pregunto también si, tal como los japoneses experimentan el síndrome de París, existirá también el síndrome de Japón.

Sin embargo, al dejar el país en la lejanía tuve una sensación rara. Sabía que no había disfrutado de aquel viaje tanto como esperaba pero dejó un rastro extraño en mi alma viajera. Una sensación de querer volver, volver para una larga temporada.

Curiosamente había comenzado a leer a Haruki Murakami, en concreto, “De qué hablo cuando hablo de escribir.” Y aunque Murakami sea probablemente “el japonés menos japonés” empecé a sentir morriña, morriña por el país del sol naciente.

Recordé los kimonos de Kyoto, el castillo de Osaka, las máquinas de Akihabara. La mezcla de tradición y modernidad. El cambio en la expresión de su rostro cuando agradeces algo en japonés. Su extremado orden al cruzar las calles. La limpieza de los alojamientos. Sus deliciosos shushies, el takoyaki, udón, el okonomiyaki y una lista interminable de comida que no me dio tiempo a probar.

A eso hay que añadir que me gustan los retos, la gente que sorprende poco a poco…

Así que, de pronto, me invadieron unas ganas tremendas de visitar otra vez el país nipón. Pero esta vez documentándome más antes de llegar, descansada y con una buena conexión de Internet, imprescindible en este país. Y aún no sé cuándo, pero la próxima vez que vuelva lo haré casi seguro para quedarme 3 meses más o menos.

Y tú, ¿has visitado Japón?¿Has sentido lo mismo que yo en algún otro destino? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Recuerda también la importancia de contratar un seguro de viajes. Estarás mucho más protegida. Por ser lectora de Vida de Viajera tienes 5%  de descuento en Iati.

 


NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

¡Comparte!Share on Facebook589Share on Google+0Tweet about this on Twitter2

18 Comentarios

  1. julio 20, 2017 / 11:01 am

    Hola,

    es muy interesante tu relato porque normalmente la gente que ha ido a Japón siempre viene maravillada. Yo este año (a finales de Septiembre) iré otra vez, pero esta vez más días por Kyoto y Tokyo. Espero que la próxima vez que vayas (porque seguro que irás) te guste más.

    Un saludo y enhorabuena por el blog 😉

    • julio 24, 2017 / 4:15 am

      Hola,
      Muchas gracias por pasarte por aquí. Yo también espero poder volver pronto y disfrutarlo más.
      Un abrazo,
      Eli

  2. Bárbara
    julio 20, 2017 / 11:22 pm

    Yo visite Japón, 5 meses antes de ir a Tailandia, no se si lo hubiese hecho al revés que me habría parecido, pero desde luego me enamoré de Japón, tengo que decir que fueron 15 días muy intensos en los que acabe agotada y cansada de tanto templo (al final todos eran iguales) fue una visita concentrada visitamos Tokio, kyoto, hiroshima fuimos a nara miyajima y todo en 14 días. Pero la sensación fue de poder vivir en ese país, me encanta esa limpieza, ese orden, la educación que tienen, son sumamente serviciales, la verdad es que fue increíble, son tan distintos a todo lo que podemos conocer.
    Una noche por Akiabara paso Mario, Luigi y todos sus amigos perseguidos por warrio en kart por la calle jajaja alucinamos.
    Que decir de la comida… Sushi al final comimos poco, en Tokio descubrimos el sitio de Ramen más maravilloso del mundo (quiero volver a Japón para comer allí todos los días) fuimos a un sitio de tempura increíble y baratisimo, comimos hamburguesa de carne teriyaki en pan de arroz, nos deleitamos en mil sabores en la lonja japonesa (obligatorio para desayunar) tortilla francesa dulce con sabor a pescado, rarísimo pero deliciosa, los mejores Mochis del mundo, creo que queda claro que me encantó jajaja
    Puedo entender que haya sido chocante el viaje sobre todo al haber estado después en Tailandia un sitio que tambien me enamoro (era muy reacia a ir, no me gusta la comida tai y sigue sin gustarme pero el viaje lo disfruté mucho igual) no tienen nada que ver y yo sobre todo fui Madrid Japón, Madrid Tailandia, que el cambio es menos brusco.
    Si quieres volver a Japón que estoy segura de que te encantará infórmate porque el país del sol naciente merece la pena.

    En cuanto a tu pregunta de si nos ha pasado eso de que no los haya gustado un destino, me ha pasado, supongo que por las espectativas que te crea la gente, me paso con Praga que chasco más grande me lleve, pero no creo que le de otra oportunidad.

    • julio 24, 2017 / 4:18 am

      Hola Bárbara,
      La verdad es que leyendo tus comentario a mí también me están entrando unas ganas tremendas de volver jajaja. Me alegra también que disfrutarás de Tailandia y respecto a Praga, la verdad es que no la conozco todavía.
      Un abrazo,
      Eli

  3. julio 21, 2017 / 2:39 pm

    Hola,

    A mi me ha pasado varias veces. La primera fue París, no me gustó, no se porqué pero no puedo con ella. Después El Cairo, un agobio de gente ofreciéndote algo y siendo muy, muy pesados y últimamente el Taj Mahal, ni para mi era tan majestuoso ni tan bonito.

    Influye mucho como vaya uno también, estoy seguro que París ahora lo vería con otros ojos, por ejemplo.

    Saludos Viajeros

    • julio 24, 2017 / 4:20 am

      La verdad es que a mí París tampoc me convence y eso que viví ahí una temporada. El resto de destinos que mencionas no los conozco. Es verdad también eso que dices de que la perspectiva de los destinos cambia con el tiempo.
      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí,
      Eli

  4. Lau
    julio 21, 2017 / 2:58 pm

    A mí, me pasó exactamente lo contrario que a vos en Japón. Me enloqueció , disfruté mucho todo, volvería yaaaaa !!

    • julio 24, 2017 / 4:22 am

      Síii, seguro que a mí también me pasa lo mismo la próxima vez 🙂

  5. Eduardo
    julio 21, 2017 / 5:34 pm

    Hola…pues yo vivi alla.. y me integre rapidamente al principio el idioma fue dificil..pero le eche ganas y luego..lo disfrute mucho son gente super amables y sociales..fueron 5 años ..despues me fui.. para luego regresar despues de 18 años! pero solo de vacaciones por dos semanas.. vamos in dia y ya estaba otra vez..integrandome..😊😊 … y con el idioma me di cuenta que lo bueno no se olvida.. el año proximo pienso volver hay un congreso de salsa.. por 4 dias y luego quiero visitar en plan mochila..hokaido..y otros sitios mas..

    • julio 24, 2017 / 4:23 am

      ¡Genial! Me alegra leer tu buena experiencia 🙂

  6. Mira
    julio 21, 2017 / 5:52 pm

    Yo fui seguida de estar un mes en korea, me gusto pero caminaba por alli diciendo “bah, no es para tanto!!!” Un poco desilusionada. No fue hasta mucho después estabdo ya en casa cua do empece a tener bonitos recuerdos y a alegrarme de haber estado
    No tuve ningub problema, me arregle perfectamebte con el idioma comida… pero creo que tenia el listón muy alto respecto a templos etc y luego no me parecia que fuesen tan llamativos
    Imagino que influyo el haber llegado desde korea, un pais que me vuelve loca, y el cansancio de estar mes y medio fuera

    • julio 24, 2017 / 4:24 am

      Sí, estoy contigo que el cansancio puede influir mucho en tu experiencia viajera. Eso y las grandes expectativas 🙂

  7. Julio
    julio 21, 2017 / 10:45 pm

    Interesante tu Punto de Vista, yo como alguien que casi nunca a viajado elegí por destino Japón…
    Seguramente con mucha información y emoción por la extensa cultura del país… De la cual se puede deducir su introspección, y deja tangentes de ser en el fondo un país con gente muy divertida, amigable y respetuosa…
    Pero cuando entrar en confianza, cosa que suele queda en claro es difícil
    Y al ver videos por internet, me quedo ese sin sabor, esa idea de que le estoy poniendo mucho de destino turístico, y resulta más un lugar donde ir a quedarse, a integrarse en esos misticismos que se quedan cuando solo vas por quince días….
    De todas maneras ire (en algún momento, cuando la economía me lo permita)… Y espero que no solo sea que uno le pone mucho mas de lo que tiene…

    • julio 24, 2017 / 4:25 am

      Yo también estoy convencida de que es un país que cautiva a largo plazo.

  8. julio 21, 2017 / 11:34 pm

    Eli

    Yo creo que un destino puede “decepcionar” por varios motivos: viajar por la moda mediática, por tener demasiadas expectativas sobre él mismo, además de una pobre información. Aunque con este último puede ser más gratificante cuando todo va bien.

    Yo veo mucha gente viajando a Japón ahora mismo, y yo con la paciencia que tengo, ya iré cuando tenga que ir, ni antes ni después.

    Un abrazo viajera.

    • julio 24, 2017 / 4:27 am

      Sí, estoy de acuerdo con que la desinformación no siempre es tan mala y a veces es bueno dejarse sorprender.

      Un abrazo y ya me cuentas cuando vayas 🙂

      Eli

  9. julio 22, 2017 / 9:25 am

    Wow creo que el que venías de Tailandia influyó mucho en los contrastes, soy mexicana y vivo en Japón desde hace unos meses, he conocido lugares increíbles pero vaya que los japoneses son muy introvertidos que cuesta trabajo hacerse de unos pocos amigos, he aprendido a disfrutar y viajar por el país sola o con amigos.
    Espero puedas volver pronto y conocer lugares menos turisticos ya que últimamente aunque no sea Golden week hay ciudades que están saturadas por el turismo.
    Saludos

    • julio 24, 2017 / 4:28 am

      Sí, yo también creo que Tailandia me influyó mucho y espero poder volver a visitar el Japón más rural.
      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *