Entrevista #14 “Gina motociclista”, 2 años por Latinoamérica en motocicleta

¡Comparte!Share on Facebook771Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Entrevista #14 "Gina motociclista", 2 años por Latinoamérica en motocicleta

En la entrevista de este mes te traigo la historia de Gina. Una colombiana que hace casi dos años dejó su carrera como profesional de negocios internacionales para recorrer Latinoamérica en motocicleta. En estos dos años ha logrado muchos retos y ha disfrutado de la carretera. Sin más dejo  que ella cuenta su historia.

Entrevista #14 “Gina motociclista”, 2 años por Latinoamérica en motocicleta

Entrevista #14 "Gina motociclista", 2 años por Latinoamérica en motocicleta

1. ¿Cómo es tu Vida de viajera?

En realidad es una vida muy linda, agradable y muy tranquila. Si bien no siempre las cosas salen como se programan podría decir que el 90% es positivo. Todo es nuevo, todos los días son diferentes, todo el tiempo estoy en constante aprendizaje. Me gustan los retos y estar aprendiendo cosas nuevas todo el tiempo, lo que hace que no me canse de viajar.

2.¿Cómo es viajar sola en moto?

Es una experiencia muy agradable, es salir a la ruta, llegar a una estación de servicio y cortar con todos los paradigmas. Es agradable porque la gente te ve sola y les llama mucho la atención, siempre se me acercan y me preguntan lo mismo: ¿Viaja sola?, ¿En esa moto?, ¿Desde Colombia?, ¿Y si se pincha? … jajaja y así miles de preguntas que en la mayoría de los casos terminan en una linda amistad y a vivir cosas que a veces no se tenían programadas.

3. ¿Cómo está siendo tu ruta por Latinoamérica? Cuéntanos un poco sobre este viaje

Yo salí de Bogotá Colombia hace 1 año y 9 meses, con el objetivo inicial de llegar a Ushuaia que es donde termina Sudamérica. Salí y recorrí primero el Sur de Colombia, Ecuador, Perú y sur de Brasil. Después realicé el norte de Argentina, cruzando el Desierto de Atacama en Chile baje por todo Chile realizando la carretera Austral y de ahí entré de nuevo Argentina y llegué a Ushuaia. De ahí empecé a subir por la Ruta 40 de Argentina hasta el centro del país y bajé de nuevo a la Patagonia por la ruta 3 que es la ruta de la costa. Después crucé la Cordillera de los Andes y estuve en Santiago de Chile y recorrí un poco del centro de Argentina, pasé a Uruguay. Hace tres meses que estoy recorriendo este país que si bien es el más pequeño de Sudamérica tiene mucho por ofrecernos y para aprender.

En total llevo 51.000 km, viajo en una moto de bajo cilindraje una Yamaha Fz 150 que se llama Callita.

4.  ¿ Dónde estás ahora y cuál es tu próximo destino?¿Tienes fecha de regreso?

Ahora estoy terminando de recorrer Uruguay. Destinos, planes y sueños hay muchos pero soy partidaria que a cada cosa hay que darle el tiempo que se merece. No forzar nada, que cada experiencia llegue como tenga que llegar en el momento y en el lugar indicado. Esa creo yo es una de las mayores ventajas de viajar sin un tiempo determinado; como dicen por ahí “El plan es no tener plan” jajaja. La fecha de regreso por ahora no está en los planes.

5.  ¿Qué es lo que no puede faltar en tu maleta?

El cepillo de dientes y unos hilo para tejer.

6. ¿Qué le dirías a una mujer que quiere viajar sola pero no se atreve?

Que el momento es ahora, la demora es poner la fecha del viaje y dar el primer paso después todo se ira dando en el camino. Las cosas son mucho más fáciles de lo que pensamos. Por último, le recomendaría que procure ver menos noticias y vea más videos de viajeros que la emocionen y la llenen de valor. 

Cualquier persona puede, no importa si está sola, solo, en pareja, en moto, en bici o en mochila. Todas esas cosas son solo añadiduras. Lo importante es tomar la decisión y empezar a trabajar para cumplirlo.

Entrevista #14 "Gina motociclista", 2 años por Latinoamérica en motocicleta

  7.  Cuéntame alguna anécdota viajera

Anécdotas hay un montón. Quizás alguna que ahora se me viene a la mente es un día que estaba haciendo ruta en una carretera en el norte de Chile. Allí me pararon unos policías para revisarme la documentación y a pesar de que tenía todo al día los policías al verme mujer y sola insistían en que yo con mi licencia de moto no podía conducir en su país, cosa que yo sabía que era falsa. Después de más de media hora estacionada en la ruta se me ocurre decirles que yo viajaba con mi “esposo” argentino y abogado que si ellos deseaban yo lo podía llamar para que ellos hablaran con él. Justo cuando estoy diciendo eso, como cosas del destino, pasa por la ruta un amigo viajero de Argentina que había estado compartiendo unas rutas conmigo hacía un tiempo atrás. Lo veo venir de lejos y le digo al policía : “él es mi esposo, el abogado, ¿quiere que se lo llame?, el policía al verlo me entregó los papeles y me dijo: “No, ya está todo bien siga su viaje”.

Yo me subí a la moto y mi amigo que no entendía nada me siguió. Paramos más adelante y yo con mucha risa le contaba lo que había pasado. A mí me dio tanta gracia que no había caído en cuenta en lo grave que hubiera podido ser si el policía descubría que todo era mentira.

Un momento que aunque en un principio fue molesto después pasó a ser muy divertido.

  8.  Dame una razón para viajar sola

El estar sola te reta hacer todo el tiempo lo que tu corazón y tu conciencia te pide. Acá no existen las excusas. Puede que te equivoques más pero así mismo, el aprendizaje es mucho más grande.

 

  9. La pregunta del millón : ¿Cómo haces para viajar tanto?

Si la pregunta se refiere a nivel económico, les cuento que el viaje me retó a realizar cosas que nunca imaginé hacer. Yo soy profesional en negocios internacionales y en eso trabajé durante más de 8 años. Cuando renuncié y salí de viaje inicialmente arranque con unos ahorros de USD2000. No era mucho pero me servirían para iniciar. Después en el camino empecé a realizar diferentes trabajos temporales como en una panadería, en un taller de motos, en un restaurante de comidas rápidas, en un hotel. En Brasil aprendí hacer artesanías- macramé “tejido en hilo”. Eso me gustó y hoy en día puedo decir que el 80% del dinero del viaje salé de la venta de las artesanías que yo misma produzco,

Entrevista #14 "Gina motociclista", 2 años por Latinoamérica en motocicleta 

10.  ¿Cómo y cuándo fue tu primer viaje en solitario?

Siempre me gustó viajar, dentro de Colombia hice varios viajes sola pero muy cortos. Eran de fines de semana pero nunca en moto. Siempre en mochila y con todas las comodidades del mundo.

En moto este es mi primer viaje largo y sola.

 11.  Recomienda un lugar para un primer viaje en solitario

Pienso que no hay ningún lugar indicado para iniciar, el mejor lugar es el que te pida tu corazón. Ese con el que sueñas cada vez que vas a dormir.

12.  ¿Qué has aprendido viajando?

El aprendizaje viajando es muy grande y muy constante, todos los días es un aprendizaje diferente. Sin embargo, yo considero que el mayor aprendizaje es aprender a valorar cada persona y cada cosa que por algún motivo llega a mi vida y entender que la vida es como una ruleta que todo lo que hacemos vuelve a nosotros de alguna u otra manera. Cada uno de nosotros vinimos a la vida por algo y entender que no nacimos para vivir vidas de robots, nacimos para vivir felices y dejar cada uno a su manera un pequeño legado.

13. ¿Qué lugar dirías que es el que más te ha gustado y cuál el que  menos?

Es muy difícil elegir un solo lugar ya que hay montones y cada uno tiene su magia. En cuanto a rutas, la carretera austral en Chile era para mí un reto y sus lindos paisajes la convierten para mí en una de las más agradables. Después Caviahue un pueblo muy pequeño en la Patagonia Argentina. Estuve 3 meses ahí. Le llaman el pueblo nieve porque está tan cerca de la Cordillera de Los Andes que en invierno cae mucha nieve, tiene un volcán que está activo y queda muy cerca al centro de esquí, también una linda laguna que bordea el pueblo y para terminar  todo a el pueblo esta rodeado de araucarias o “árboles milenarios”. Estar allá es como vivir en una película; de mis mejores experiencias. Allá dejé hermosos amigos.

Y el lugar que menos me gustó fue un zoológico en Saenz Peña, en el norte de Argentina. Si bien no me gustan los zoológicos en esta oportunidad fui a conocerlo porque me dijeron que la temática era muy diferente. Sin embargo, al llegar allá la desilusión fue total. Ver un condor al rayo del sol encerrado en una jaula donde apenas podía moverse me partió el corazón. No pude terminar de recorrer el zoológico completo. No me gustó nada de lo que hacían ahí.

14.Por último, ¿Dónde podemos encontrarte?

Pueden seguir mis aventura en Facebook,  Instagram  , Youtube y Twitter 

Hasta aquí la entrevista de Gina. Si quieres conocer  a más mujeres viajeras no te pierdas la sección de entrevistas viajeras.

Recuerda también la importancia de contratar un seguro de viajes. Estarás mucho más protegida. Por ser lectora de Vida de Viajera tienes 5%  de descuento en Iati.

NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

¡Comparte!Share on Facebook771Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *