Vientiane, la capital de la calma

Foto: Eli Zubiria. Buda Park, en Vientiane, Laos

Foto: Eli Zubiria. Buda Park

La mayoría de las capitales de Estado tienden a ser grandes, impersonales, inabarcables a pie, masificadas y llenas de tráfico y ruido. Vientiane, la capital de Laos, es una de las excepciones que confirman la regla. Cuando una camina por sus calles, tiene la sensación de estar más bien ante una capital de provincia. Tranquila, agradable, de estructuras bellas y simples, Vientiane es el reflejo del carácter laosiano que incita siempre a relajarse. Sus apenas 700.000 habitantes también contribuyen a que las dimensiones de la ciudad sean más alcanzables.

Budapark y la obsesión por los budas

Entre las visitas obligadas en Vientiane se encuentra el Budapark a unos 30 kilómetros del centro dela ciudad. El Budapark es exactamente lo que parece un parque lleno de Budas. El parque no es en sí grande, ni de especial belleza pero la historia de su fundador hace el parque tremendamente atractivo. Bunleau Sulilat, que así se llama el creador, ha dedicado toda su vida a la construcción de budas. Es por así decirlo y sin ánimo de ofender ,una fricada. De ahí que el parque resulte tan tentador.

En Vientiane también puedes ver el palacio presidencial y por supuesto, como en casi todas las ciudades laosianas, el río Mekong. Aquí, curiosamente también encontrarás la orilla seca del río. Caminando por la ciudad también verás el That Dam, una estupa negra colocada en una rotonda.

Foto: Eli Zubiria. La estupa negra deThat Dam, en Vientiane, Laos.

Foto: Eli Zubiria. La estupa negra de That Dam

Por supuesto, en Vientiane tampoco podían faltar los mercados. En el mercado diurno de Talat Sao encontrarás ropa, electrodomésticos y todo lo que puedas imaginar. Camina un poco más hacia adelante y, junto a la estación de autobuses, verás el mercado tradicional de Khua Din en el que podrás comprar comida.

Vientiane, es ante todo una ciudad para caminar y comer. Si echas de menos la comida occidental en tu viaje por Laos aprovecha la capital para saciar tu apetito. Su influencia colonial también se deja notar con varias cafeterías en donde se puede pedir un croissant.

COPE, la realidad de las minas

Foto: Eli Zubiria. Estatua de la entrada del centro COPE, en Ventiane, Laos

Foto: Eli Zubiria. Estatua de la entrada del centro COPE

Otra de las visitas imprescindibles en la capital laosiana es el centro COPE. Este centro-hospital está dedicado a las minas tan presentes y extendidas en Laos. Impresiona ver las fotografías y los vídeos de las víctimas de estas bombas esparcidas por todo el país. En muchos casos los mutilados son niños. Impacta también conocer las cifras, que indican que un tercio de territorio del país esconde estás bombas en su interior.

Vientiane, es en resumen , el inicio de la belleza del norte de Laos. El norte del país es la zona más popular y más reconocida y por lo que he podido ver hasta ahora puedo confirmar que razones no le faltan.Pero, para esa historia habrá que esperar al próximo post.

Y tú, ¿has estado en Vientiane?¿Qué has sido lo que más te ha gustado de la capital laosiana?


NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!