Entrevista #11 “Crónicas de una argonauta”, grandes viajes en solitario

¡Comparte!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Entrevista #11 "Crónicas de una argonauta", grandes viajes en solitario

En la entrevista viajera de este mes te traigo la historia de Irene, de Crónicas de una argonauta. Esta viajera empedernida comenzó su primer gran viaje en Asia, en 2013 y desde entonces no ha parado. El año pasado compró un billete a América y ahí sigue. Contesta a nuestro cuestionario desde México. Ahora sí, dejo que ella cuente su historia.

1. ¿Cómo es tu Vida de viajera?

Pues es bastante irregular. Tengo periodos de mucho movimiento, en los que voy de un lado a otro sin quedarme mucho tiempo en un lugar. Otras veces me muevo menos y prefiero quedarme quieta para aprender más sobre el país y su cultura. Son periodos a los que me gusta llamar “vacaciones”, porque me ayudan a recuperar la energía para seguir en la ruta.

2. ¿Qué le dirías  a una mujer que quiere viajar sola pero no se atreve?

¿Qué te da más miedo: Salir de viaje o llegar al final de tu vida sin haber cumplido tus sueños?

3. Cuéntanos, ¿cómo han sido tus grandes viajes?

El viaje a Asia sin fecha de regreso fue un viaje de descubrimiento. Casi no había salido de Europa, tampoco había viajado mucho sola y nunca había estado más de un mes fuera de casa. Aprendí otra forma de vivir y me gustó, así que decidí volver y descubrir España sobre dos ruedas. Fue un viaje de tres meses en el que conseguí lo que buscaba: Conocer mi país desde un punto de vista diferente.

Ahora estoy recorriendo América de norte a sur y mi ritmo de viaje es mucho más pausado. Ya han pasado diez meses y aún no he pasado de Norteamérica. Supongo que en Asia aprendí que me gusta viajar lento, en España descubrí que me gusta la vida rural y ahora en América me estoy dedicando a sintetizar estos dos aprendizajes: dedicando tiempo a descubrir poblaciones pequeñas y viajando poco a poco y a un ritmo de caracol.

3. ¿Cómo fue llegar en bicicleta a Portugal?

Fue difícil. Salí de casa con tormenta y a los pocos kilómetros se salió la cadena. Cada día tenía algún problema con el que lidiar y eso es más difícil que las subidas y las exigencias físicas. Lo que más me costó fue adaptarme a la fortaleza psicológia que demanda un viaje en bici, pero una vez esto se consigue, llegar a los lugares por tus propios medios da una satisfacción indescriptible.

4. ¿Dónde estás ahora y cuál es tu próximo destino?

Ahora estoy en Tulum, en el caribe mexicano. Mi próximo destino no está claro, pero seguirá siendo dentro de México. No quiero continuar rumbo al sur sin conocer Oaxaca y Chiapas.

5. ¿Qué es lo que no puede faltar en tu maleta?

Una cámara de fotos/video. Es como mi cuaderno de viajes visual. Ella me permite recordar lo que sucede en el viaje.

6. ¿Qué dirías que has aprendido viajando?

A confiar en mí y en los demás. Sé que estoy mucho más preparada de lo que pensaba para afrontar cualquier situación; pero lo mas importante es que también sé que se puede confiar en los desconocidos. Siempre hay alguien allí fuera dispuesto a adueñarse de tus problemas y a ayudarte a superarlos. En el fondo, no viajo sola.

7. Cuéntame alguna anécdota viajera

¡Hay muchas! La que se me ocurre ahora mismo sucedió en el estado de Washington. Estaba haciendo autoestop en una isla. El lugar era un poco complicado porque no había mucha vereda para que frenaran los coches y los que lo hacían no iban muy lejos. Un policía incluso se acercó para preguntarme qué era lo que estaba haciendo y por qué no quería pagar un autobús. Creo que se fue tan confuso como llegó, pero por lo menos me dejó continuar haciendo autoestop.

Al cabo de una hora llegó un conductor que hacía rato había parado para preguntarme dónde quería ir. No me había llevado en ese momento porque su destino no estaba fuera de la isla, pero al volver y verme todavía en la carretera, se apiadó de mí y me dijo que me llevaría donde quisiera. También me obligó a hacerle una foto a su pasaporte y a los papeles del coche para que se la enviara a mis padre y se quedaran tranquilos. Su amabilidad no acabó allí: Cuando llegamos al destino que le propuse, decidió que quería seguir ayudándome durante dos días más, así que me llevó hasta el estado de Oregon y acampamos en una playa. Cuando nos despedimos le di las gracias por tanta hospitalidad y él me las dio a mí por haberle sacado de su rutina y haberle ayudado a pasar un fin de semana diferente.

8.Dame una razón para viajar sola

Es una buena manera de descubrir de lo que eres capaz.

9. La pregunta del millón : ¿Cómo haces para viajar tanto?

Es la pregunta que más me repiten. Por eso le dediqué un apartado en el blog. Básicamente trabajo y ahorro mucho cuando estoy en casa. A veces escribo para otros medios y vendo los libros que ya he leído en Amazon. También vendo macramé por internet y en Asia creé una tienda online. Mientras viajo también intento gastar lo menos posible haciendo autostop, comiendo en los lugares donde van los locales y trabajando a cambio de alojamiento.

10. ¿Cómo y cuándo fue tu primer viaje en solitario?

Fue en Eslovaquia. Decidí ir allí sola durante una semana porque no encontré compañía. Además, ya estaba pensando en hacer un gran viaje a Asia y esa sería una forma de ponerme a prueba. Debo confesar que me aburrí un poco. No sabía qué hacer conmigo misma durante tanto tiempo, pero hubo algo en la experiencia que me dijo que tirara para adelante con mi idea de Asia y ahora disfruto plenamente de los viajes en solitario.

11.Recomienda un lugar para un primer viaje en solitario

Cualquier lugar de Europa, Canadá o Estados Unidos. Aunque si se quiere algo más exótico y económico, Tailandia y Laos son buenos lugares en los que familiarizarse con la cultura asiática sin sufrir un choque cultural demasiado fuerte.

12. ¿Qué lugar dirías que es el que más te ha gustado y cuál el que  menos?

El que más es difícil de escoger: México me está encantando, y de China, Birmania e India guardo un muy buen recuerdo. El lugar con el que menos conecté fue Malasia. Creo que el robo que sufrí en Penang me hizo aburrir mucho el lugar y decidí irme de allí antes de lo que pensaba.

13. Por último, ¿Dónde podemos encontrarte?

Podéis leerme en el blog Crónicas de una argonauta. También estoy en Facebook, Instagram y Twitter.

 

Hasta aquí la entrevista a Irene. Y tú, ¿te animas  a hacer tu primer gran viaje en solitario?


Si quieres conocer a  más mujeres viajeras puedes leer más entrevistas viajeras. Por su puesto, si viajas sola o conoces a alguien que lo haga puedes escribirme a eli[@]vidadeviajera.com

NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

¡Comparte!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *