Cinco sitios que no puedes perderte en Australia

Leones marinos australianos en la Isla del Canguro

Foto: Eli Zubiria Leones marinos australianos en la Isla del Canguro

Es complicado quedarse con, únicamente, cinco lugares de Australia pero trataré de hacerte una selección, siempre en base a lo que yo pude visitar.

1. Parque Nacional Uluru y Kata Tjuta. El centro australiano, además de tener un paisaje desértico y de tierra roja, cuenta con uno de los símbolos sagrados de los aborígenes australianos: el Urulu. Para los anangu es, entre otras cosas, el centro del universo y el hogar de la madre tierra. De ahí que aunque no está prohibido escalar la roca, se pide que no se haga. Tras la conquista de los británicos, la roca sagrada australiana pasó a llamarse Ayers Rock y a veces, como en al caso de su pequeño aeropuerto, ese nombre se mantiene aunque la tendencia es a devolverle su nombre originario por respeto a la cultura aborigen. La particularidad de esta roca ha hecho que esté protegida por la UNESCO.

        En el paisaje del centro desértico australiano, además de Urulu también encontramos los cañones de Kata Tjuta. La escalada a dichos cañones puede ser un tanto compleja y requiere de cierta forma física pero las vistas que se contemplan desde ahí merecen la pena. El esfuerzo físico te va a compensar.
Si optas por visitar estos dos lugares te recomiendo que lo hagas contratando una excursión en Alice Spring que aunque está a 450 km es donde se centralizan todos los tours. También te recomiendo que pases una noche cerca del parque, acampes bajo las estrellas y cenes al atardecer con la gran roca de fondo

2. Isla del Canguro. Situada en el territorio Sur, esta isla es la segunda más grande de Australia, después de Tanzania. Aunque su nombre hace referencia a los canguros, es recomendable para contemplar al león marino australiano. Sí, has leído bien, en Australia también hay leones marinos. Si contratas una excursión por la isla podrás acercarte a la playa con un guía y estar a diez metros, sin ninguna valla, con la única separación de una línea marcada en la arena por motivos de seguridad. Podrás contemplarlos durmiendo y amamantando a su crías, estarás tan cerca que podrás incluso olerlos. Creedme, en cuanto a animales, es la mejor experiencia que he tenido en Australia.

   Además de los leones marinos también se pueden ver canguros y koalas. Otro de los lugares de la isla que merecen la pena visitar son los Arcos del Almirante, al Oeste de la isla y Remarkable Rocks en el Parque Nacional de Flinders Chase

3. Parque Nacional de Otway. Situado en el estado de Victoria al sudoeste del país, quizás su fama se ensombrezca por el Great Ocean Road. Aunque bien es verdad que este camino, lleno de magníficos acantilados y vistas al mar, es una de las visitas obligadas en este estado australiano, particularmente me impresionó más el Parque Nacional de Otway. Este parque lleno de cascadas y con una fauna y flora espectacular cuenta con una atracción que no puedes perderte: Walking trees o paseos entre los árboles. Se trata de un recorrido artificial creado a la altura de los árboles, con estructuras metálicas que provoca la sensación sensación de ir andando entre los árboles. Dado el clima inestable de la región, las posibilidades de lluvia son elevadas pero aún así, considero que este recorrido entre la lluvia y la neblina tiene un magia que no tendría en un día soleado. Así que, si el día que has programado para tu excursión a Otway amanece lloviendo, no te desanimes. Es cierto que si no tienes coche es complicado acceder al Parque Natural de Otway pero siempre puedes contratar a un guía local que además de llevarte en su coche contará con la ventaja de conocer el terreno como la palma de su mano. Así me pasó al menos a mí con Alan, al que me recomendaron en la oficina de turismo de Apollo Bay. Alan, como él mismo afirma, es un bush walker frustrado, sus problemas de rodilla no le permiten caminar largos recorridos pero cuenta que en sus buenos tiempos solía organizar rutas nocturnas por el Parque Natural de Otway.

En el Parque Nacional de Otway en Australia

En el Parque Nacional de Otway

4. Devil’s Marbles. Estas rocas extremadamente redondas también se sitúan en el desierto rojo a cien kilómetros de Tennant Creek. Resulta interesante contemplar su aparición en la carretera, en medio de un camino desolador tanto por el calor, como por la característica desértica. Estas rocas pertenecen a una reserva custodiada por indígenas warumungu, cuya mitología indica que las rocas son huevos de la serpiente Arco Iris del Tiempo de los Sueños.
5. Gran Barrera de Coral. Situada en el estado de Queensland, probablemente sea, junto al Uluru, la atracción turística por excelencia. A principios de 2014 el pánico se adueñó de los lugareños ante la amenaza de que los residuos de la minería de la región fueran a desembocar en aguas de pleno coral. Finalmente, la empresa, consciente de la gran ola de gente que estaba en contra, frenó el proyecto para la alegría de los locales y todos aquellos que viven del gran coral. Desde la pequeña localidad de Cairns se pueden contratar muchas excursiones al gran coral. Yo en concreto opté por la isla de Fitzorey. La isla es famosa por la presencia de tortugas aunque reconozco que yo no vi ninguna. Aquí practiqué por primera vez el snorkling y fue una experiencia muy positiva para mí. Es cierto que siempre me ha dado cierto reparo el mundo oceánico pero esta experiencia hizo cambiar mi percepción, y mi visión del mundo se ha ampliado ahora también hacia el mar.

Buceando en la Gran Barrera de Coral en Australi

Buceando en la Gran Barrera de Coral


NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!