Cinco imprescindibles de San Sebastián

La ciudad de San Sebastián, también conocida como Donostia, está situada al norte de España en la costa vasca y a 20 km de Francia. Por ello, es muy habitual encontrar a franceses en la ciudad durante todo el año. Es también una ciudad vinculada a la Historia y la realeza, fue Isabel II quien comenzó a veranear en la ciudad.

Cinco imprescindibles de San Sebastián

Antes que nada comentarte que San Sebastián es la ciudad donde nací y he vivido en ella durante veinte años. Es probable que en mi selección me esté dejando algo que para ti sea más imprescindible. Así que, no dudes en dejarme tus comentarios y así entre t[email protected] completaremos este post :).  Te dejo además de mis cinco imprescindible un vídeo sobre la ciudad:

  1. Las playas. En San Sebastián suele llover bastante incluso en verano. Pese a ello, la ciudad es famosa por su bahía y su playa en forma de Concha. De ahí que en muchas ocasiones se le haya bautizado como la perla del cantábrico. Sin embargo, no es la única playa de la ciudad que cuenta con un total de tres: Si te gusta el surf la playa de la Zurriola es la tuya. En los últimos años han prosperado numerosas escuelas de surf . Así que, si tienes el gusanillo de aprender puedes apuntarte a alguno de los cursos que se imparten aquí. Además, en esta playa puedes contemplar uno de los mejores atardeceres de San Sebastián. Por otro lado, también encontrarás la playa de Ondarreta que es la más alejada del centro de la ciudad y tal vez por ello también la más tranquila. Por supuesto, no te debes perder la playa de la Concha que, como ya hemos dicho, cuenta con una bahía espectacular. Está situada en pleno centro de San Sebastián pero lamentablemente tiene poca arena. Esto hace que cada vez que sube la marea, algo muy habitual en el mar del Cantábrico, la playa prácticamente desaparezca.Si te gusta caminar, puedes hacerlo atravesando todas las playas. Puedes comenzar en la playa de Ondarreta y llegar caminando hasta la Zurriola. El paseo dura una hora y como San Sebastián es prácticamente llana no exige un exceso de ejercicio físico.
    Foto Eli Zubiria. Vista de la bahía de La Concha desde el palacio de Miramar, en San Sebastián

    Foto Eli Zubiria. Vista de la bahía de La Concha desde el palacio de Miramar

  2. Los pintxos. La gastronomía es uno de los puntos fuertes del País Vasco y por supuesto, de San Sebastián. Los pintxos son el delicatesen por excelencia. Ir de pintxos en San Sebastián es caro, nada que ver con el tapeo granadino. Sin embargo, es una tradición que no te puedes perder. La calle más popular es la 31 de agosto , situada en plena Parte Vieja donostiarra. A lo largo de esa calle puedes entrar en cualquiera de sus múltiples bares. Comer pintxos tiene su arte: se coge un plato se llena de pintxos y se señala al camarero. Y no, no intentes irte sin pagar, el camarero sabe cuántos pintxos has comido por mucho que pueda parecer que está muy ocupado o muy despistado.Lo ideal es combinarlo con un txiquito, vino pequeño o un un zurito, cerveza pequeña. No os asustéis por el pequeño tamaño de la bebida, es normal. Lo digo porque se me ocurrió pedirle un zurito mi couchsurfing alemana y creo que se decepcionó por el tamaño de la cerveza 😉 Pero no todo son pintxos , en la calle 31 de agosto, por ejemplo, en el bar la Zepa, sirven los mejores mixtos de serrano. No he probado ninguno igual en ninguna otra ciudad de España.
  3. Los Festivales. Si eres cinéfilo no te puedes perder el festival de San Sebastián en septiembre. Dicho festival goza de fama internacional de ahí que hasta la ciudad hayan acudido muchas estrellas de Hollywood. Además de este festival también puedes ver películas de miedo durante el festival de cine fantástico y de terror en octubre. También puedes disfrutar del festival de jazz durante la última semana de julio. Sus conciertos en la playa y en los edificios del Kursaal dotan a la ciudad de un ambiente bohemio encantador. Un concierto de jazz en la playa de la Zurriola es algo que no te puedes perder.Por último, para escuchar música clásica el mejor mes es el de agosto.La quincena musical de San Sebastián es el festival de música clásica más antiguo de España y uno de los más veteranos de Europa.
  4. El monte Igueldo. Como donostiarra que soy es inevitable asociar mi infancia al Parque de atracciones del Monte Igueldo. Las nubes de azúcar rosa, los ponies, los autos de coche y la montaña suiza… También puedes disfrutar del viejo funicular que transporta al parque de atracciones. Una vez allí, las vistas de la bahía, con la isla de Santa Clara en medio, son impresionantes. De hecho, las imágenes de la mayoría de las postales que se venden en la ciudad se han tomado aquí. Te recomiendo también que pagues los dos euros del museo y subas a la parte alta de la torre para contemplar las vistas al mar. El bar del hotel también es un lugar a tener en cuenta. Aunque el precio es algo caro, el salón del hotel acompañado con las vistas a la bahía es una excelente combinación.
    Foto: Eli Zubiria. Funicular del monte Igueldo, en San Sebastián.

    Foto: Eli Zubiria. Funicular del monte Igueldo

  5. El Paseo Nuevo. Este paseo esta situado en el centro de la ciudad de San Sebastián. Su gran belleza radica en que bordea la costa y puedes ver cómo se agitan las olas sobre las rocas. Desde aquí, también puedes coger el camino a Urgull pero si no te sientes con ganas de subir hasta la estatua del Sagrado Corazón, puedes subir un pequeño tramo del recorrido y contemplar el mar desde lo alto. Al final del Paseo Nuevo encontrarás el Aquarium y el puerto donostiarra.

Y tú, ¿qué cinco imprescindibles destacarías de San Sebastián?


NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

Compártelo

2 Comentarios

  1. Miren Koro
    abril 7, 2015 / 12:22 pm

    Hola, la estatua que está en el monte Urgull no es San Sebastián, es el Sagrado Corazón.
    Y lo del plato con los pintxos, es cosa de turistas. En Donostia, toda la vida se han llamado banderillas, hasta que se han puesto de moda entre los turistas. Y el plato, solo lo hacen los de fuera, en cuanto ves a alguien con un plato = turista. Los donostiarras no vamos con un plato lleno de pintxos.
    Con esto no quiero decir que me parezca mal, cuantos más turistas en la ciudad mejor.

    • abril 8, 2015 / 10:24 am

      Hola Miren Koro,
      Madre mía tienes razón menudo despiste el mío, ya lo he corregido.
      Y lo de los pintxos yo siempre lo he hecho con plato aunque si te digo la verdad nunca he estado muy segura de hacerlo bien jjaja.
      Ya que estamos, aprovecho y te pregunto ¿cuál es tu sitio favorito para los pintxos o banderillas? Así, la próxima vez que vaya lo pruebo.
      Saludos y gracias por leerme 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿DÓNDE ESTOY?

Chiang Mai

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!