Amuletos tailandeses: significado y tipos de amuletos

amuletos_tailandeses

Si alguna vez has montado en un taxi de Bangkok, lo primero que te habrá llamado la atención es el “altar” que lleva en su parte delantera. Son el lugar donde mejor se escenifica la creencia en los amuletos. Figuras de Buda, billetes, fotos del rey y una serie de objetos extraños a la mirada extranjera rodean la estancia. Y toda protección es poca cuando hablamos de llevar a bordo el karma de un pasajero.
Sin embargo no son los únicos que veneran los amuletos. Una encuesta publicada por la universidad de Suan Dosit (Bangkok) en 2018 reveló que el 70% de los tailandeses lleva uno.
Otro ejemplo: cuando en 2003 Tailandia envió tropas humanitarias a Irak llevaron más de 6000 amuletos. Algunos
se tatuaron imágenes sacras.
A lo largo de este artículo trataré de explicar la importancia de estos talismanes en el día a día, sus
orígenes y significados.

Introducción: contexto y significado histórico

El origen de los amuletos tailandeses es anterior al budismo. Comenzaron llevando plantas por sus poderes y simbología mágica. Con la introducción del brahmismo-hinduista y el budismo en el país, sus ritos y formas se volvieron más sofisticados.

Si quieres profundizar en otras costumbres tailandesas lee mi artículo Tailandia: 20 costumbres a conocer antes de visitarla.


Tipos de amuletos tailandeses

Se distinguen estos cinco diferentes:

  • Los primeros y más antiguos incluyen piedras tales como las de ojo de gato además de semillas, cuernos, dientes o colmillos que encontraban junto a los árboles. En este grupo también se engloban amuletos de metal como la plata.
  • El segundo grupo lo engloban aquellos relacionados con buda o los monjes.
  • El tercero necesita de un conjuro para activarse e incluye talismanes comerciales, colgantes envueltos en hojas de palma, los palad khikc con forma de falo y enigmáticos diagramas en cerámicas y chaquetas. Así como los tatuajes tailandeses, casi todos con inscripciones en Khom (Khmer antiguo)
  • El cuarto grupo son los conocidos como waan yaa y lo engloban las raíces de la medicina chamánica y la magia negra.
  • Los más modernos han añadido una quinta categoría: los fetiches extranjeros. Los “sino thais” en ocasiones maquetan amuletos de papel con palabras como “éxito” escritas en chino. Muchos vendedores sustituyen a la tradicional nang kwak (espíritu tailandés) por el gato japonés meneki-neko. Los estudiantes llevan piezas chinas o japonesas a los exámenes.

El poder de un amuleto

Se determina por cuatro factores: la antigüedad, el nombre y la fama del monje que la bendice, la prueba de su eficacia y, por último, su precio.

A medida que el interés por los amuletos de los monjes fue decreciendo se incorporaron los amuletos del rey Rama V publicitando los milagros que habían ocurrido a la gente que los portaba.

Te dejo un vídeo de amuletos tailandeses para que amplíes tus conocimientos:

La ceremonia de consagración

En líneas generales suele funcionar de la siguiente manera. Primero los monjes eligen el día favorable para los espíritus normalmente sábado o domingo o el quinto día del quinto mes lunar.

Después los monjes se colocan en una plataforma junto con la figura de Buda y rodean los amuletos con un hilo conocido como san sai. Después cantan y meditan durante cuatro o cinco horas trasmitiendo la energía a los amuletos a través del san sai.

Los 5 monjes más populares por sus amuletos

Ya hemos mencionado que uno de los tipos de amuletos es aquel vinculado a un monje. Por tanto,
varios de ellos se han hecho famosos gracias al poder que transmiten los suyos. Aquí van
algunos nombres. Consulta la lista completa de los monjes más populares.

Luang Phor Khoon

Muchos políticos han portado amuletos de este monje contribuyendo a su fama. Tanto es así que la
recaudación ha permitido invertir en proyectos sociales valorados en 400 millones de bahts así
como la construcción multimillonaria del salón de actos del templo.

Luang Phor Koon


Falleció en 2015. Los más codiciados son aquellos de monedas fabricadas en 1969, 1974 y 1976.
Sus pulseras protectoras también gozan de extendida fama.

Luang Phor Kasem Khemago


Es el monje más importante de la tradición Lanna (norte de Tailandia). Se dice que era descendiente
del rey de Lampang. Especialmente dedicado al Vipassana Kammatthana (meditación interior) los
seguidores de su escuela portan sus amuletos con devoción.

Luang Phor Pern


Famoso por sus conocimientos de meditación y del cuerpo según los cánones budistas. La magia desus tatuajes es conocida en todo el país.

Luang Phor Yid


Conocido por su especialización en alquimia llegó a crear un metal conocido como maekasitcuyos amuletos son extremadamente poderosos.

i después de leer sobre estos monjes quieres saber más del budismo puedes leer mi artículo Budismo: conceptos básicos, el monk chat y entrevista a un monje.

El marketing a través de las revistas


En Tailandia hay revistas especializadas en amuletos. Inicialmente se informaba de su historia y
tenía como objetivo difundir los valores del budismo. Con el tiempo se han ido añadiendo las
características particulares de cada uno para evitar que los compradores sean estafados pero a su
vez la historia de los amuletos ha ido perdiendo su valor simbólico y el precio ha pasado a ser lo
más importante.

La fama a través de los milagros

El valor de los amuletos tailandeses es también proporcional a la grandeza de sus milagros. Un ejemplo, es el del monje Luang Pho Koon que permaneció en el anonimato gran parte de su vida. Todo cambió cuando en 1993 el luchador de muay thai Khao Sai Noi se puso uno de sus amuletos en una de sus peleas más importantes. Ese mismo año los portadores de estos amuletos sobrevivieron a varios incendios surgidos a lo largo y ancho del país. A partir de ese año su fama cruzó fronteras llegando incluso a Singapur y Hong Kong.

Conclusión: los amuletos un mercado muy jugoso

Más allá de creencias y poderes sobrenaturales el mercado de los amuletos mueve en torno a mil millones de dólares al año. Es un mercado que no está regulado y actualmente no tributa en la hacienda tailandesa.
La polémica a este respecto saltó a la palestra cuando el político Katathep Techaruangsakul informó de que tenía en su poder uno valorado en mil millones de bahts.
Más allá de estos precios los amuletos conviven en el día a día de los tailandeses y es habitual recibir uno tras hacer una donación a un templo.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!