Entrevista #13: “Viaja sé tú misma”, viajar sola a los 40

¡Comparte!Share on Facebook890Share on Google+0Tweet about this on Twitter12

 

Entrevista #13: "Viaja sé tú misma", viajar sola a los 40

 

En la entrevista de este mes, te traigo la historia de Lorena, de  Viaja sé tú misma. Esta española comenzó a viajar  a punto de cumplir los 40 años y después de haber trabajado 20 años en la misma empresa. Lo dejó todo, para cumplir un sueño que llevaba años rondándole.

Respondió  al cuestionario de Vida de Viajera desde Vietnam y desde entonces ha vivido algun aventura más. Incluso alguna desagradable,  como cuando le robarón la moto en Laos. Pero eso no le ha parado y ahora sigue su viaje en Sri Lanka. Lorena, es, sin duda,  la prueba de que para viajar no hay edad. Sí, también  se puede empezar a esto de viajar  a partir de los 40. Sin más, dejo que ella cuente su historia:

Entrevista #13: “Viaja sé tú misma”, viajar sola a los 40

 

Entrevista #13: "Viaja sé tú misma", viajar sola a los 40

 

1. ¿Cómo es tu Vida de viajera?

Pues como te puedes imaginar… ¡Una maravilla! Hace cuatro meses salí de España, con  billete solo de ida y con destino a Camboya. Desde ese día voy haciendo los planes sobre la marcha; salí sin itinerario establecido, ni fecha de vuelta.

2.¿Cómo es viajar con 40 años?¿ Y sobre todo cómo es contar que te vas de viaje a punto de cumplir  los 40?

Si  te soy sincera el mayor temor antes de iniciar esta aventura era justo por eso, por la edad. Seguía muchos blogs de viajes, pero a la mayoría de los protagonistas yo casi les duplicaba la edad. Me daba un poco de miedo no sentirme cómoda en ruta, no sabía si mi iba a ser fácil conectar con la gente, pero me he llevado una grata sorpresa, la gente que está de viaje es maravillosa, todos vamos en la misma dirección,  he llegado incluso a compartir habitación u homestay con señoras de más de 70  años que estaban viajando solas. De viaje, al igual que estando en casa, conectas con la gente por afinidad no por la edad, así que puedo dar fe que la edad no es un handicap.

Lo de contar que lo dejaba todo y me iba de viaje al principio fue un shock. Tenía un buen puesto de trabajo, coche, apartamento… y lo que se suponía que era una vida estable, y claro de momento que salgas diciendo que te piras… Pero la gente que te apoya y a la que le importas, lo hace en todo momento. Gracias a la era de las comunicaciones los siento cerca en todo momento, así que todos lo llevamos muy bien.

3.¿Qué te llevó a decidir que te ibas de viaje?

Lo de viajar durante una temporada, sin rumbo y sin prisas era algo que siempre tuve en mente. De siempre he estado muy vinculada al mundo de los viajes, de hecho estudié Turismo y durante 10 años me dediqué a ello. Pero a veces en la vida te metes en una dinámica en la que apenas te das cuenta de que estás viva, y por suerte yo reaccioné a tiempo. Un día me senté a pensar si realmente merecía la pena mantener mi estabilidad económica y renunciar al sueño de mi vida, y la respuesta ya la sabéis… Me di cuenta de que estaba viviendo una vida que no me pertenecía, mis prioridades habían cambiado, así que decidí salir y abrir mis alas.

4.¿ Dónde estás ahora y cuál es tu próximo destino?¿Tienes fecha de regreso?

Ahora mismo estoy en Vietnam, llevo un mes y pico recorriendo el país, y ni siquiera tengo fecha para salir de aquí. Bueno sí, la fecha en la que me expira el visado.

5.¿Qué es lo que no puede faltar en tu maleta?

Ufff…. una gran pregunta. Te diría que en mi maleta no pueden faltar demasiadas cosas…jajaja. Durante el camino cada vez haces las cosas más prescindibles, aún así cuando viajas y un día estás en la playa, al otro en la montaña; un día hace frío y llueve y al otro te estás muriendo de calor… no es fácil elegir qué es lo que no te puede faltar. Pero si me dijeras que cogiera sólo tres cosas, elijiría mi cámara de fotos, el portátil y unos auriculares. No es que sea materialista, es que es lo que uso a diario…

Entrevista #13: "Viaja sé tú misma", viajar sola a los 40

6.¿Qué le dirías  a una mujer que quiere viajar sola pero no se atreve?

QUE LO HAGA

Cualquier pregunta que te plantees sobre si debes hacer algo o no que deseas, lleva la respuesta explícita. Creo que a una mujer que no tiene inquietud por ver el mundo a través de sus propios ojos y sentirse libre para hacer lo que le apetezca en cualquier lugar, ni siquiera se le llega a pasar por la cabeza hacer algo así. Así que si eres de las que alguna vez se lo plantearon, enhorabuena, eres de las elegidas.

El día a día de una mujer viajando no es muy diferente al de un día en su ciudad. Obviamente, hay que ser conscientes de las diferencias culturales que existen en cada país y tomar las precauciones lógicas ante situaciones desconocidas, y que por desgracia por el hecho de ser mujer tenemos que extremar.

7.Cuéntame alguna anécdota viajera

Imagínate la de cosas que te pasan cada vez que sales de vacaciones…pues eso trasládalo a un continuo día a día: visitar una poblado de una minoría étnica en Vietnam, que te ofrezcan en su casa un tentempié y que resulte ser una pasta de maíz fermentado acompañado por una cucharadita de un mejunje hecho a base de ratas; algo siempre anecdótico para las mujeres son las depilaciones, una vez después de recorrerme todo un pueblo buscando un lugar a donde nos depilaran con cera, terminaron depilándonos con hojas de una libreta y papel adhesivo; y por temas de comunicación te podría contar mil.

8. Dame una razón para viajar sola

Te daría miles, pero sobre todo sentir la sensación de libertad en estado máximo. Si a lo bonito que ya es viajar, le añades el poder hacer cada día lo que realmente te apetece, la combinación no puede ser mejor. Además te brinda muchas oportunidades, que al menos en mi experiencia, no experimentas cuando viajas acompañada: conectas mucho más con la gente, tanto locales como viajeros, te permite  prolongar tu estancia en sitios en los que al llegar te han encantado,  en los que si fueras acompañada posiblemente no fuera el mejor lugar para hacerlo para las otras personas…

9. La pregunta del millón : ¿Cómo haces para viajar tanto?

Pues si te soy honesta por ahora lo tengo muy fácil. He trabajado durante los últimos 20 años de mi vida, y tuve la suerte de que en la última empresa que estaba trabajando hiciera un expediente de regulación de empleo, así que decidí solicitar la baja y con el dinero de la indemnización es con lo que ahora estoy viajando. Mi pregunta es ahora: ¿qué vas a hacer cuando termines de viajar? Pero tampoco tengo mucha prisa por saber la respuesta, de momento estoy plenamente dedicada a disfrutar del camino y seguro que algo se me ocurrirá, si es que algún día dejo de viajar.

10. ¿Cómo y cuándo fue tu primer viaje en solitario?

Durante unos años años trabajé en el departamento de ventas de varias cadenas hoteleras, y mi trabajo consistía en viajar, así que estaba bastante acostumbrada a viajar sola, pero claro, no tenía nada que ver con la forma en la que lo hago ahora, así que antes de iniciar esta aventura decidí hacer un par de viajecitos a Reino Unido e Italia a modo de prueba  y la experiencia fué fantástica, me reafirmó claramente que ésto era lo que quería.

11. Recomienda un lugar para un primer viaje en solitario

Los destinos de viaje son muy personales, evidentemente no todos vamos buscando lo mismo. Lo que sí te puedo decir es que en lo que llevo recorrido del Sudeste Asiático todo está muy preparado para el turismo; tienes miles de opciones de transportes, con servicios de recogida en tu propio alojamiento si no te atreves a vivir la aventura de utilizar transportes locales o realmente hay veces en los que no te compensa, hay una variedad enorme de tipos de alojamientos y la gran parte de viajeros viajan solos, así que todo va rodado.

12.¿Qué lugar dirías que es el que más te ha gustado y cuál el que menos?

Pues en mi caso se pueden dar las dos circunstancias en un mismo lugar. Llegué a Bali con las expectativas por las nubes, y me llevé un zapatazo en la boca nada mas llegar. Tenía una idea preconcebida muy alejada de la realidad, y me desilusionó justo en eso: no encontré playas espectaculares, me pareció que tenía  unos servicios turísticos muy precarios para el tipo de destino que  es y te cuesta la vida o mucha pasta poder visitar lo que quieres, y los templos son como parques temáticos llenos de palos selfies, fotógrafos e incluso patitos para poder verlos desde los lagos.

Después de pasar una semana la cosa cambió, y me enamoró. Cuando te quedas unos días en algún sitio y empiezas a tomar contacto con la realidad más alejada del turismo, es una maravilla.

13. . Por último, ¿Dónde podemos encontrarte?

Me podeis encontrar en  mi blog  Viaja sé  tú misma y con el mismo nombre en Facebook Twitter e Instagram.

Hasta aquí la historia de Lorena. Si quieres conocer a más mujeres viajeras puedes leer más entrevistas viajeras. Por su puesto, si viajas sola o conoces a alguien que lo haga puedes escribirme a eli[@]vidadeviajera.com

Recuerda también la importancia de contratar un seguro de viajes. Estarás mucho más protegida. Por ser lectora de Vida de Viajera tienes 5%  de descuento en Iati.

NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

¡Comparte!Share on Facebook890Share on Google+0Tweet about this on Twitter12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *