12 actividades para disfrutar de Luang Prabang, en Laos

Foto: Eli Zubiria. Tak Bat en Luang Prabang, Laos

Foto: Eli Zubiria. Tak Bat en Luang Prabang

Luang Prabang es un lugar que encandila. Lo hace poco a poco, con calma, y para cuando te has dado cuenta ya te ha cautivado. Reconozco que me pasé los dos primeros días preguntándome a qué se debía su fama internacional. Quizás por eso en todas las recomendaciones aseguran que se debe permanecer más de dos días en la antigua capital de Laos. No en vano, en 1995 la ciudad fue nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO y razones no le faltan.

Esta ciudad situada en el norte de Laos conserva su herencia colonial y su autenticidad local en un equilibrio que la hace casi perfecta. Estuve ahí una semana y me pareció además de bella muy inspiradora. Creo que es el lugar ideal para pasar una larga temporada escribiendo.Aún así, si te ocurre como a mí y, de momento, no puedes hacerlo, estas son las doce actividades que no debes perderte cuando visites Luang Prabang:

  1. Sube al templo de Phou Si: No me suelen gustar mucho los templos pero este es la excepción. Situado en una colina permite ver toda la ciudad desde las alturas. Eso sí, tendrás que subir más de 100 escaleras para acceder a ella. Su buda también merece la pena sobre todo si le acompaña el aroma a incienso y tienes la suerte, como yo la tuve, de contemplarlo casi vacío.
    Foto: Eli Zubiria. Vista desde el templo de Phou Si, en Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Vista desde el templo de Phou Si

  2. Visita el bar Utopía: Como bien indica su publicidad, no dejes la visita a este local para el último día. A mí me gustó tanto que estuve tres días. Es un bar en el que te puedes tumbar sobre el suelo de bambú y contemplar el río sin barreras. Verás a los niños jugar en el agua y a las mujeres lavarse en el río. Coge un libro, pide un coco fresco y disfruta.
     Foto: Eli Zubiria. Bar Utopía en Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Bar Utopía en Luang Prabang

  3. Descansa en L’etranger books and tea. Si buscas un libro aquí podrás comprar o alquilar el tuyo de segunda mano. Si dejas uno tendrás un descuento bien en libros o en comida. Aquí también encontrarás un buen wifi mientras disfrutas del té local.
     Foto. Eli Zubiria.Librería y tetería L'etranger en Luang Prabang, Laos

    Foto. Eli Zubiria.Librería y tetería L’etranger

  4. Asiste al teatro: Luang Prabang también es buen lugar para disfrutar de las representaciones y bailes tradicionales. Curiosamente aquí el narrador habla en inglés pero aún así no es difícil seguir la historia con la interpretación de los actores.
    Foto: Eli Zubiria.Teatro tradicional laosiano,e n Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria.Teatro tradicional laosiano

  5. Escucha al cuentacuentos: Todos los días a las cinco de la tarde puedes asistir a la narración de historias tradicionales en inglés. Un joven laosiano narra las historias junto con un anciano que toca el khene para acompañar a los cuentos.
    Foto: Eli Zubiria. Cuentacuentos laosiano en Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Cuentacuentos laosiano en Luang Prabang

  6. Cruza el puente de bambú: Recomiendo cruzarlo aunque sea solo por el hecho de que es un puente que solo existe durante la estación seca. Todos los años es reconstruida y deconstruida dependiendo de la época del año.
    Foto: Eli Zubiria. Puente de bambú en Luang Prabang

    Foto: Eli Zubiria. Puente de bambú en Luang Prabang

  7. Visita el mercado nocturno: A partir de las seis de la tarde, cuando comienza a caer el sol, la calle principal se transforma en un mercado lleno de color. Aquí podrás encontrar, paraguas, cuadernos, joyas, y todo tipo de productos artesanales.
    Foto: Eli Zubiria. Paraguas en el mercado nocturno de Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Paraguas en el mercado nocturno de Luang Prabang

  8. Ve al museo etnológico: Dedicado a la diversidad etnológica de Laos este museo es de obligada visita si sientes curiosidad por las diferentes tribus del país.
    Foto: Eli Zubiria. Museo etnológico de Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Museo etnológico de Luang Prabang

  9. Pide un postre en la cafetería Joma: Aunque no es exclusiva de Luang Prabang, de hecho, se encuentra en varios países del sudeste asiático, en esta cadena podrás encontrar repostería de todo tipo, al estilo occidental. Si vas al que está junto al río, las vistas merecen la pena.
    Foto: Eli Zubiria. Cafetería Joma, junto al río, en Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Cafetería Joma, junto al río, en Luang Prabang

  10. Come en Lao-Lao Garden: Este restaurante tiene unas escaleras que permiten que te puedas sentar y sentir en medio de un jardín. La comida tiene un precio razonable. Si eres un adicto a Internet, como yo, te gustará saber que la conexión wi-fi de este local es de las mejores de la ciudad.
    Foto: Eli Zubiria. Lao-Lao Garden en Luang Prabang, Laos

    Foto: Eli Zubiria. Lao-Lao Garden en Luang Prabang

  11. Contempla el rito del Tak-bat: El tak-bat se celebra en todos los lugares de tradición budista. Tiene lugar antes del amanecer y consiste en que los monjes salen a recoger las donaciones de los lugareños. Sin embargo, en Luang Prabang este ritual toma un matiz especialmente bello, tanto que se ha convertido en atracción turística. Merece la pena contemplar a los monjes vestidos de naranja desfilando en la oscuridad.
  12. Degusta un bocadillo en el mercado: Si quieres comer barato el inicio del mercado nocturno que también está abierto durante el día, es tu lugar. Podrás comer por algo más de un euro.

Aquí terminan mis doce recomendaciones aunque seguramente me habré dejado algo. En los próximos días iré ampliando la lista. Ya que, como ya he dicho, este lugar da para mucho.

Si has estado en Luang Prabang o tienes pensado visitarla pronto, me gustará mucho leer tus comentarios.


NOTA: Algunos de lo enlaces de este post son de afiliados. Esto significa que si compras a través de estos enlaces yo me llevaré una comisión y contribuirás a que el proyecto de Vida de Viajera crezca.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!