La idea de este blog comienza a forjarse a medio camino entre mi mente, la ciudad de Darwin, al norte de Australia, y la isla de Balí, en Indonesia.

Temporalmente se sitúa poco después de haber cumplido un mes de mi primer gran viaje, a finales de abril de 2014, cuando la mente decidió adaptarse del todo, romper toda barrera psicológica, relajarse, dejarse llevar y comenzar a disfrutar de la Vida de viajera que había decidido emprender.

Leer mas

Vida de Viajera participa en programas de publicidad de afiliados. Cuando compres a través de estos links, me llevaré una pequeña comisión. ¡Muchas gracias por apoyar el proyecto de Vida de viajera a través de estos programas!